h1

La propuesta del mcd en Mural

junio 27, 2009
Periódico Mural

Periódico Mural

Xaladas

Claudia Ruiz Arriola
21 Jun. 09

Dice Santiago Creel que, en vez de anular el voto, los inconformes debemos transmitirles a los políticos nuestras exigencias para que ellos nos representen (¡ja, ja!). Amén de calificar como chiste del año, seguro el panista está haciendo changuitos para que los ciudadanos nos sigamos dejando alimentar digitalmente con maíz azucarado y aguado (en náhuatl: que nos den “atolli” con el dedo cordial) y que, una vez pasado el 5 de Julio, veamos a los “nuevos” legisladores hacernos la “roqueseñal” otro trienio.

Ignoro si don Santiago ha estado muy ocupado con su doble vida de santo de altar y semental de la tercera edad, o si de plano, como los futbolistas recientemente fichados por el Real Madrid, vive fuera de la realidad de los meros mortales. Porque al menos desde el adviento de la libertad de expresión, los mexicanos no hemos hecho más que decirles a los políticos lo que queremos (y cuando no teníamos libertad, se los dijimos mediante chistes y parodias).

Ahora resulta que ellos n.p.i. (no poseen información) de nuestras exigencias (lo cual es un elocuente diagnóstico de su sordera a la voz popular) y que sólo ante la amenaza de que la fuerza ciudadana se convierta en la tercera opción política del País, nuestros “líderes” andan apanicados y dispuestos a parar la oreja cual perritos de la RCA-Victor.

Amén de que lo que quisiéramos decirles no puede imprimirse por tratarse de coplas en un lenguaje altisonante más propio de la lucha libre o de un concierto de Alex Lora, aquí van algunas de las exigencias que los ciudadanos hemos reiterado con menos éxito que una madre de adolescentes les pide a sus hijos que “alcen la pieza” (¡vaya alburzazo!)

Para empezar queremos, ¿queremos, Kimo Sabe? Sí, y no crean que ando con el Espíritu Santo revoloteándome por la cabeza como los Papas medievales. Si digo “queremos” es porque mi fuente de inspiración es la propuesta de un grupo denominado MCD, Mínimo Común Denominador, que si bien no está de acuerdo con el voto nulo, propone -sin decir cómo lograr que los políticos nos pelen- un manifiesto ciudadano digno de encomio (http://propuestamcd.wordpress.com).

Queremos reducir el Legislativo en número y costo: que desaparezcan las pluris que a nadie sirven más que a los partidos. Queremos que, cuando mucho, queden 300 diputados federales y un senador por Estado porque de nada sirve mantener a más si, a fin de cuentas, votan como les dicta el líder de la bancada y no como conviene a sus Estados. Queremos que los diputados y senadores restantes pongan los intereses de la Patria por encima de los suyos y pacten soluciones viables en vez de jetearse en las curules, hacer berrinchitos contra el Estado que los mantiene o desempeñar papelitos dignos de los shows “cómicos” de Televisa y Azteca (que de cómicos tienen lo que Bill Clinton de casto).

Queremos que esos “representantes” tengan la sensibilidad de escuchar a quienes les dimos su mandato y nos obedezcan, de modo que no sea necesario salir a las calles a manifestar nuestras inconformidades económicas, de seguridad o justicia vulnerando derechos de terceros en lo que no es sino una diáfana muestra de lo ignorados e impotentes que nos sabemos en el actual orden de las cosas.

Queremos que los políticos y funcionarios acudan al ISSSTE como les corresponde, en vez de agenciarse pólizas de seguros con compañías privadas a cargo del erario (con cobertura hasta pa’l perro). Queremos congruencia educativa: que los políticos manden a sus hijos a las instituciones de educación pública, a ver si así mantienen al frente a ese adefesio físico, moral e intelectual que es la Maistra y si le siguen permitiendo al SNTE sacarle la vuelta a las pruebas de calidad.

Queremos que desaparezca el año de Hidalgo, que cada trienio permite a los políticos despacharse Hummers y regalos de lujo en vez de invertir en infraestructura o aliviar la pobreza de los menos favorecidos. Queremos que, puesto que los partidos han impedido las candidaturas ciudadanas para “evitar que lleguen al poder narcocandidatos”, nos garanticen que sus abanderados no tiene nexos con la delincuencia y que, en caso de descubrirse una asociación delictuosa, sean los primeros en entregar sus fichitas a la justicia. Queremos se recorte en un 70 por ciento el presupuesto electorero de los partidos y que esos 2 mil millones de pesos -injustificados desde que se agenciaron spots gratuitos (2007)- se inviertan en el desarrollo económico e intelectual de México.

Más de algún escéptico dirá que las exigencias del MCD (y las mías) son realidades oníricas inalcanzables en el Tercer Mundo (o sea, “xaladas” o sueños de Primer Mundo) y, sí, seguramente lo serán mientras nos creamos el cuento que los principales mafias del actual sistema político tienen algún interés en acotar su propio poder y privilegios.

Yo no reculo, yo sí anulo, pues si faltaban impresentables contra la anulación, al PAN, PRI e Iglesia ya se les sumaron AMLO, Fox (¿no que muy distintos?) y ¡el Atlas (¡utz!)!

¡Feliz Día del Padre!

Anuncios

4 comentarios

  1. El dia de ayer 02.07.09 leyeron tu porpuesta sobre la reduccion de diputados y demas en radio formula en el programa de ciro gomez leyva e invito a la persona que haya redactado el docuemento a invitarlo al programa por lo consideraban bastante atractiva y no teni autoria tu me dejasta en comentario esa propuesta por que lo que creo que fuiste el autor saludos y ahi nombras mi web por la radio espero que lo leas pronto


    • Hola:
      Gracias por la atención, y por la noticia. Y sí soy el autor. Le voy a pedir a un amigo que baje el podcast para ponerlo en el blog. Trataré de aprovechar ese espacio para seguir impulsando la propuesta. Y claro que mencionaré su web. ¿Sabe usted cómo podría entrar en contacto con los de Radio Fórmula?

      Saludos entusiastas.
      Gabriel Glz
      propuestamcd.wordpress.com
      propuestamcd@yahoo.com.mx


  2. Tus contradicciones:

    1. Te encanta salir en los medios, pero te molestan. Que caray.

    2. Te gusta decir que el MCD, Movimiento de Ciudadanos Divagantes, es plural e invitas a hacer nuestra una propuesta que no tiene ni pies ni cabeza. Lo peor es que hablas en tercera persona. “El movimiento bla, bla, bla. Buaaaaa”.

    3. Estas ávido de llamar la atención. ¿Qué has ganado? Esta es la última vez que visito tu sitio y lo siguiente es bloquearte a ti y todo lo que este conectado a este pseudo movimiento.

    En resumen: Estas orate y vales madre. Te vas quedando solo, solo.

    A veces la soledad es buena para reflexionar.


    • Mis precisiones:

      1.-En dos emisiones de una misma radiodifusora me ofrecieron una entrevista. En el primer caso, no tenían ni idea de lo que se trataba la propuesta. Les respondí que no me interesaba me entrevistaran, pero me puse a su disposición para informarles a detalle, y que pudieran hablar de la misma con conocimiento de causa. Después me dijeron que no había tiempo para tratarla al aire.

      En el segundo caso, cuando el titular de la emisión propuso una entrevista le aclaré que no debía considerarse como una nota curiosa más dentro de la campaña, le propuse un plan para darla a conocer. Su respuesta fue que lo plantearía a lo dueños, pues me dijo que no tenía la potestad para actuar con tal libertad. Al final, el interfecto no mencionó nunca siquiera las siglas de la propuesta al aire.

      En otra radio difusora, después de insistir mucho con su directora, abiertamente me pidieron les precisara el apoyo que de ellos esperaba. Les contesté con la misma sencilla petición que desde un pricipio les había hecho: quiero que le concedieran a la propuesta un comentario crítico de su parte. Y eso nunca pasó.

      Los artículistas que sí abordaron la propuesta, así como los ciudadanos que la circularon. No hacen mención de mi persona. Usted dirá cuánto he salido en los medios, y cuánto me encanta salir en ellos.

      Así como los políticos, los periodistas están para servir a la ciudadanía. O simplemente no sirven para nada.

      2.- Contrario a lo que usted refiere, no me gusta decir que la propuesta es un movimiento. De hecho, lo he repetido cuantas veces he podido: LA PROPUESTA DEL MCD NO ES UN MOVIMIENTO. Es una idea que ha podido convercer de apropiársela a gente a lo largo y ancho de la República, es por eso que hablo como “nosotros”. Si a usted le parece no tiene ni pies ni cabeza, está usted muy en su derecho. Ojalá acompañara sus dichos con argumentos, tal vez así pudiéramos elucidar cuánta razón le asiste a sus adjetivos, o no.

      3.- No he ganado nada, si de lo que hablamos es de dinero. De hecho, dedicarle más de dos años a esto de mis propios de recursos ha afectado significativamente mis – de por sí- maltrechas finanzas.
      Pero cuando participamos activamente en crear ciudadanía a través del ejercicio de nuestra libertad de expresión y ejercemos la crítica: ganamos todos. Incluyéndolo a usted.

      Dice que es la última vez que usted me escribe. Que lástima, me hubiera gustado que una próxima vez se identificará plenamente y me precisara en dónde es que censuraría lo que yo pienso.

      Como sea, al menos que usted sea el dueño de la internet. No le será posible acallarme.

      Saludos
      Gabriel González Fuentes.
      propuestamcd.wordpress.com

      PS
      Yo pensaba que para este punto ya sería claro que lo que menos trato es de hacerme de algún amigo en los medios.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: